lunes, 26 de junio de 2017

Reseña: Tan solo un segundo de Virginia S. McKenzie

¡Hola, audaces!

Bienvenidos a un nuevo #LunesLiterario empezamos la semana con el libro que tuve que leerme el mes pasado para el Club de Lectura de Novela Romántica de Madrid  que no es otro que "Tan Solo un Segundo" de Virgina S. McKenzie editado por Titania. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!
Título del Libro:
Tan solo un segundo


 
Título Original:
Tan solo un segundo
Autor/a/es:
Género:
Romántica, New Adult, Patinaje
Encuadernación:
Tapa Blanda
Editorial: Titania Fresh
 Nº de Páginas:
 352
 ISBN-13:  978-8416327270
Comprar:
Sinopsis:
"Hannah tenía un futuro prometedor en aquello que más amaba: la danza sobre hielo. Una meta por la que había luchado junto a Nicholas, su mejor amigo y compañero, durante los últimos diez años. Hasta que el error de otro le demostró lo efímeros que pueden ser los sueños. 

Mikhail hace mucho que olvidó lo que era disfrutar al salir a la pista. Es más, tras la lesión que lo obligó a retirarse del patinaje artístico, creyó que nunca tendría ocasión de recordarlo. Sin embargo, el destino parece dispuesto a darle la oportunidad de volver a competir y, sobre todo, de cumplir una promesa grabada con tinta en su cuerpo. Claro que para ello tendrá que convencer a Hannah de que juntos pueden lograr grandes cosas. 

Para ambos, luchar por un nuevo comienzo significará tener que hacer frente a sus heridas emocionales, porque solo si son capaces de curarlas encontrarán la manera de vivir y amar sin fronteras."

     


CRÍTICA (PUEDE CONTENER SPOILERS QUE ESTARÁN OCULTOS):

Tan solo un segundo me llamó la atención desde el momento en el que vi la portada. Soy una persona muy visual en cuanto a libros y si me entran por los ojos, los quiero. Además, cuando salió finalmente elegido como libro que leeríamos para el club de lectura ya quedó decidido que iba a leerlo sin ninguna duda. Tan solo un segundo es un libro que empieza con un prólogo muy potente, ya en el inicio nos crea la necesidad de querer seguir leyendo, de ver qué va a pasar.

Nos vemos envueltos en la vida de Hannah y Misha, protagonistas principales pero que comparten ese protagonismo con otra pareja que a mí me ha resultado un punto muy favorable en la novela, pues aportaba situaciones que la principal, por el carácter de los protagonistas jamás hubiese podido desarrollar.

Vamos a empezar hablando por Hannah... Hannah es una chica joven, con un futuro dentro del patinaje que pronto ve truncado dicho sueño. Es una chica que pese a tener una gran fortaleza, tiene miedo de su nueva realidad, ese futuro que siempre había sido claro, comienza a desmoronarse y se junta con una culpa que no la deja avanzar. Hannah aguanta principalmente gracias a Abby, uno de los personajes secundarios que más me ha gustado y con la que me he sentido identificada sin ninguna duda (fan a muerte de Harry Potter, loca que escucha canciones de Disney, con la capacidad de soltar comentarios de lo más sugerentes y subiditos de tono... Muy yo, muy Abby).

Como protagonista masculino tenemos a Mikhail, Misha, un chico que con un montón de problemas a su espalda, tanto dentro como fuera de la pista. El ruso llega para ayudar a Hannah y ayudarse a sí mismo. Un chico que me ha encantado por su personalidad dulce pese a su pasado y por sus ganas de querer seguir dentro del hielo, sin el miedo de todo lo que ocurrió en su vida le paralice. Misha me ha gustado porque no ha sido el típico ruso frío al que parece que nos tienen acostumbrados en todas partes, que parece que los rusos, los europeos del norte y del este no saben amar... ¡Basta ya!

  
<<Lucha. Lucha por lo que quieres, en cada cosa que haces y hasta el límite de tus fuerzas, para que cuando todo se desvanezca solo queden sonrisas de satisfacción y no remordimientos. 


Misha>>



Como no quiero desvelar quienes forman parte de la segunda pareja protagonista porque supondría un pequeño spoiler inicial, solamente puedo decir de ellos que me ha encantado la fuerza de ella. Su valor a la hora de comenzar la relación y de no dejar que las circunstancias que le rodean a él pueda con sus sentimientos amorosos.

Respecto a otros personajes secundarios me ha gustado mucho ver la plantilla que hay detrás de la pareja de patinadores, un grupo de profesionales que no han sido el terror de la pareja, sí estrictos, pero no crueles. Era uno de los punto que más miedo me daba al leer el libro. Ya se sabe que dentro del mundo del deporte de competición hay entrenadores capaces de acabar con sus estrellas por el hecho de que no les dejen en mal lugar o con métodos muy poco ortodoxos para que ganen. Eso no ocurre aquí con Hannah y Misha que tienen un equipo que es más bien una familia (aunque sí que en el pasado de Misha vemos que se tiene que enfrentar a un caso de estos... mi bebé). También quiero destacar el ambiente de amistad que se respira en las competiciones (sobre todo gracias a los M&Ms) y que nos revela que no todo es competición en la pista, que muchas veces las mismas personas con las que compites pueden llegar a ser grandes amigos. 

En cuanto al mundo del patinaje que se refleja en el libro es más que evidente que Virginia es una fan incondicional del deporte, que es una cosa que le encanta y de la que sabe mucho. He visto acertado el hecho de que se pusiese información sobre el mismo, pero no una gran cantidad de detalles técnicos, que los que no estamos metidos dentro de ese mundo no podríamos haber entendido y hubiesen hecho de la lectura algo tedioso.
El estilo es muy fluido, sencillo y adictivo. Virginia ha sabido combinar el hecho de tener varios narradores a lo largo de la historia y se lo tengo que agradecer, porque cuando un autor no sabe hacer bien las diferencias se puede llegar a crear momentos confusos (al menos a mí me ha pasado).

Algo que me hubiese gustado saber más sobre ello es del pasado de Misha y de la relación con un personaje clave (en serio, un pelín más de desarrollo con la madre me hubiese maravillado más y creo que aclarado mejor los hechos, pero supongo que a lo mejor el resultado no hubiese sido el mismo...)




Inspiré hondo y la miré directamente a los ojos.

-No entiendo cómo no te llegó la carta de Hogwarts, porque no me cabe la más mínima duda de que eres una maga y yo el afortunado muggle al que has hechizado. 




Querida Virginia, gracias por esta refrescante historia y por haber hecho que me tirase una semana viendo videos de patinaje. 



NOTA FINAL: 9/10


¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido? ¿Teneis la misma opinión que yo?¡No olvides dejar tu comentario!



 ¡Nos leemos!

4 comentarios:

  1. Hola Silvia! Es la primera vez que leo una de tus reseñas y tengo que admitir que me han dado muchas ganas de leerme este libro. Lo buscaré en cuanto vuelva a España, mientras seguiré leyendo tu blog para aumentar la lista :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Silvia!
    A pesar de tu estupenda reseña no me animo con él, la Romántica me da mucha pereza...

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  3. Holaa, qué padre que te haya gustado tanto el libro, y gracias por la reseña, despeja un par de dudas que tenía, como lo de el ambiente de patinaje, qué tan real sería, y bueno, que me ha llamado bastante para leerlo *-* espero hacerlo pronto :D
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Ya comentamos del derecho y del revés esta novela en el club, jejej, creo que acertamos y mucho eligíendola, como dices, refrescante pero profunda...
    un beso!
    S

    ResponderEliminar